socket-1794616_960_720
Alquiler Vivienda

5 Claves para ahorrar en la factura de la luz

Con un precio de la luz que no deja de aumentar, es necesario prestar atención y ser eficiente en todo lo que se pueda. En este sentido, los detalles cuentan y existen algunos trucos que le pueden ayudar a ahorrar  hasta 1.500 euros al año en la factura de la luz.

¿Quiere saber cuáles son? Le damos todas las claves a continuación.

1.Cambiar la temperatura de la lavadora

¿Sabía que disminuir 20 grados la temperatura de lavado supone un ahorro de hasta un 55% ? En este aspecto, una correcta elección del programa de lavado le supondrá un ahorro importante de agua, además de luz. Siempre que pueda, lave con agua fría, lo notará en su bolsillo.

2.Sellar y aislar la vivienda

Un aislamiento incorrecto es una de las mayores fuentes de gasto en la factura de la luz. Grietas, cajetines de las persianas, juntas mal ajustadas…contribuyen a una pérdida de energía y calor. Existen productos aislantes para las juntas que no son caros y supondrán un ahorro importante en la factura.

Una buena manera de asegurar el aislamiento es pedir la opinión de un experto que determinará si la casa es eficiente a nivel energético.

3.Bombillas de bajo consumo

Las bombillas incandescentes elevan el consumo, en cambio, sustituirlas por lámparas led o bombillas de bajo consumo puede suponer un ahorro de hasta 200 euros al año. Todo son ventajas, la duración de las bombillas es mayor y se consume menos. En este sentido, la inversión inicial es mayor, pero lo notará a largo plazo.

4. Utilizar termostato

El termostato es un invento que permite la programación con las temperaturas deseadas. El mismo dispositivo se encarga de mantener esa temperatura constante sin necesidad de incrementar o disminuir la temperatura. El uso del termostato le puede supone un ahorro de hasta 100 euros al año.

5.Desenchufar aparatos

Desconecte los aparatos que no están en uso. ¿Sabía que los electrodomésticos que están enchufados siguen usando energía,aun cuando están apagados? Incluso un electrodoméstico tan pequeño como una cafetera, continúa consumiendo energía si permanece enchufada después de usarla.

En definitiva, para ahorrar basta con echar un vistazo y comprender que cualquier electrodoméstico que funciona con electricidad, puede ser más eficiente. Aislar su hogar y cambiar sus hábitos diarios también son maneras efectivas de reducir la cantidad de electricidad que usa. Con pequeños gestos y siendo un poco más consciente puede ahorrar una importante cantidad de dinero al año.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *