irs 2018
Alquiler

¿Cómo se puede subir la renta del alquiler?

Con las recientes modificaciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos, el gobierno ha dado prioridad a los pactos entre propietario e inquilino en relación a la actualización de la renta. Sin embargo, existen varias premisas que se deben cumplir para cumplir la legalidad

¿El casero puede subir la renta cuando quiera?

Es muy frecuente, dadas las fluctuaciones del mercado del alquiler, que el precio del alquiler de una vivienda se considere obsoleto o que no se ajusta a la realidad del mercado. En ese caso, el contrato firmado es lo que prevalece y ambas partes deben atenerse al pacto que formalizaron.

De esta manera, el propietario no podrá subir ni bajar la renta mensual cuando le plazca, sino que deberá esperar a la finalización del contrato para realizar una actualización del mismo bajo las nuevas condiciones. Aun así, si en el contrato se especifica explícitamente que la renta irá actualizándose anualmente, el acuerdo entre las dos partes es el que prevalece. Siempre que no se especifique el modo de actualización, se deberán seguir los datos del Índice de Precios de Consumo General (IPC)

Cabe recordar que si el contrato es anterior al 6 de junio de 2013, el contrato tiene una duración de 3 años, mientras que los anteriores a esta fecha se agotarán a los 5 años.

¿Cuánto se puede subir la renta del alquiler?

Ante esta cuestión, como ya explicamos en otro artículo publicado recientemente, también se debe tener en cuenta la fecha en la que fue firmado el contrato de arrendamiento.

Si el contrato fue firmado antes del 6 de junio de 2013, el arrendador sólo podrá modificar el importe de la renta en función del IPC durante los 5 primeros años. Una vez transcurrido este período, podrá actualizar el contrato con el importe que considere oportuno.

En relación a los contratos firmados posteriormente al 6 de junio de 2013, ambas partes podrán pactar libremente la actualización anual de la renta. Si en el documento no aparece ninguna mención a este aspecto, también se actualizará según el IPC General.

Por último, los contratos posteriores al 1 de abril de 2015, el casero y el inquilino podrán pactar libremente la actualización de la renta. Sin embargo, si en el contrato no se especifica nada, el propietario no podrá actualizar el alquiler. En el caso que en el contrato si se establezcan las actualizaciones del alquiler pero no el método, se actualizará siempre conforme al Índice de Garantía de Competitividad.

¿Se puede bajar el importe de la renta?

Aunque es poco frecuente, la legislación también contempla esta opción y da plena validez al acuerdo alcanzado entre arrendador  y arrendatario. Ante esta situación, es muy importante dejar escritas las condiciones mediante un anexo. De esta manera, el inquilino podrá cerciorarse de que no se le van a reclamar otras cantidades y el propietario podrá demostrar ante la Agencia Tributaria la variación entre el importe reflejado en el contrato y la cantidad declarada.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *