Alquiler

Aspectos positivos de alquilar viviendas y ser casero

Tener viviendas en alquiler y ser casero tiene muchas cosas buenas, como tener una actividad propia y establecer el horario de trabajo. El resultado es generar ingresos y, sobre todo, acumular riqueza, que es el objetivo de todo negocio.

Una de las ventajas principales de alquilar viviendas es la oportunidad que le da de ser su propio jefe. Esta libertad y autonomía, que le permite decidir cuándo trabajar y cuáles son sus objetivos, es un atractivo importante para mucha gente. Tenga en cuenta que, como en cualquier negocio, hace falta mucho trabajo para lograr el éxito, pero, al mismo tiempo, proporciona una sensación de logro; aprenderá destrezas nuevas cada día y métodos para enfrentarse a situaciones difíciles.

Los ingresos son, sin duda alguna, el motivo principal por el que numerosas personas deciden alquilar viviendas, ya que aporta dinero fijo cada mes que debería cubrir los gastos de hipoteca de la misma (en la mayoría de los casos). Alquilar viviendas permite conservar la casa mientras su valor continúa aumentando.

Lo mejor es que aún hay más. Ser casero también significa obtener beneficios fiscales, lo que se traduce en reducciones de impuestos a la hora de pintar y renovar la vivienda, de pagar gastos del negocio, de contar con servicios profesionales y adquirir seguros, por ejemplo. En cuando a gastos, contratos y condiciones usted será el que tome las decisiones. ¿Por qué? Porque usted es el jefe del negocio.

Puede que ahora mismo esté pensando «Me gusta la idea de ser casero, pero no quiero dejar mi trabajo habitual» y es totalmente comprensible; un trabajo a jornada completa da mucha seguridad. Sin embargo, imagine que su estabilidad económica se ve afectada porque su trabajo (fuente principal de ingresos) deja de ser estable. Tener una vivienda en alquiler le permite diversificar sus ingresos y le proporciona cierto colchón económico.

Puede guardar los ingresos del alquiler en el banco y obtener intereses a largo plazo o utilizarlos en caso de necesidad durante una época mala. Si solo tiene su vivienda habitual en propiedad podrá gestionar el alquiler (seleccionar candidatos y tratar con inquilinos) en su tiempo libre. Si tiene más de una vivienda en propiedad y poco tiempo libre siempre puede contratar los servicios de una empresa de gestión de propiedades. Aunque en principio parezca una buena idea al final sus ganancias se verán mermadas, pero hay una solución.

Como casero su tarea es implicarse en un trabajo que le permitirá ser su propio jefe y hacer crecer su negocio hasta donde crea oportuno para establecer lo que puede ser una aventura, más que un simple negocio. Tendrá la oportunidad de enfrentarse a diferentes situaciones, conocer gente nueva que le aporte conocimientos de diversas partes del mundo y sentirse realizado. Tampoco olvidemos las muchas historias y anécdotas que tendrá para contar a sus amigos.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *