Comunidad Recursos y Guías Vivienda

Los cargadores consumen electricidad aunque no estén conectados ¿Mito o realidad?

El pasado septiembre, el precio de la electricidad en España superó máximos históricos y se situó en casi 75 euros por megavatio a la hora, lo que hizo encarecer notablemente la factura de la luz para todos los españoles.

Ante esta situación, es evidente que muchas familias están optando por cambiar su tarifa o poner en práctica diferentes trucos y acciones para conseguir ahorrar cierta cantidad de dinero a final de año.

Uno de los trucos más repetidos y que muchos expertos señalan es que no hay que dejar los cargadores de móvil u ordenador enchufados sin que estén siendo utilizados.

En este artículo vamos a analizar si es cierta esta afirmación y si podemos ahorrar en nuestra factura de la luz desenchufando todos los cargadores que estén sin utilizar.

En primer lugar, cabe destacar que según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), el consumo en stand by representa el entre el 7% y el 11% de las facturas mensuales de luz y supone un gasto unos de 300 kWh.

Teniendo en cuenta que el precio del kWh se sitúa entre 0,13 y 0,15 euros, la cantidad de dinero que estás gastando en consumo fantasma está entre 32 y 58 euros al año.

¿Qué es el consumo stand by?

El consumo stand by es la cantidad de electricidad que utiliza cualquier electrodoméstico o aparato eléctrico si no está apagado totalmente.

La actual regulación en España permite a los fabricantes que sus productos consuman entre 1 y 2 vatios aunque estén apagados totalmente, una cifra que según la Oficina del Consumidor (OCU) es demasiado permisiva y que debería situarse en torno a 0 vatios.

De esta forma, los dispositivos que tienen una pantallita o un indicador LED pueden gastar hasta 5W dependiendo del tipo de aparato, modelo o marca.

¿Contribuyen nuestros cargadores al consumo fantasma si los dejamos todo el día enchufados?

La respuesta a esta pregunta es relativa, ya que si bien es cierto que los cargadores consumen energía aunque no esté el dispositivo cargando, este consumo es ínfimo (0.2 vatios) y ni siquiera se considera consumo fantasma (por encima de los 0.5 vatios).

Por lo tanto, es cierto que los cargadores que están enchufados consumen electricidad aunque no estén cumpliendo su función.

Sin embargo, haciendo un breve cálculo podemos deducir que el dinero que malgastamos dejando los cargadores enchufados es de 30 céntimos al año por cargador, si lo tenemos enchufado las 24 horas del día, los 365 días del año.

¿Por qué consumen electricidad los cargadores si no están conectados a ningún dispositivo?

Los cargadores y cualquier fuente de alimentación está formada por un transformador, un  rectificador, un regulador y un condensador de filtro.

En este caso, el transformador es el encargado de adaptar la corriente y el voltaje de la red al dispositivo, por lo que la bobina nunca deja de trabajar y aunque su consumo sea ínfimo, está utilizando energía eléctrica.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *