Legislación e Impuestos

¿Cómo se hace un contrato de alquiler de habitaciones?

El alquiler de habitaciones es una práctica cada vez más habitual para aquellas personas que quieran ganar un ingreso extra arrendando una o varias habitaciones de su propia vivienda. Muchas de estas habitaciones se alquilan ilegalmente a través de internet, sin que exista ningún tipo de contrato y con las pocas garantías que eso significa.

Así pues, en este post vamos a explicar cuál es la manera de alquilar una habitación de forma legal y cuáles son las características principales de este tipo de contratos. 

¿Qué regulación tienen los contratos de alquiler de habitaciones?

En primer lugar, es importante saber que, a diferencia de los alquileres de vivienda completa, los alquileres de habitaciones se regulan a través del Código Civil y no de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Esto afecta de forma práctica en diferentes aspectos. Por ejemplo, la duración del contrato será exclusivamente la que se pacte en el contrato y el inquilino no tendrá derecho a prórroga. Además, en el caso de la venta de la vivienda por parte del arrendador, el contrato se podría rescindir automáticamente sin que el inquilino tuviera el derecho a la adquisición preferente.

¿Qué aspectos deben figurar en un contrato de alquiler de habitaciones?

A continuación, vamos a enumerar y explicar brevemente todos los datos que deberían figurar en el contrato de alquiler de habitaciones para que este sea válido y ofrezca garantías a ambas partes.

  • Duración del contrato: Como hemos explicado anteriormente, este aspecto es especialmente importante porque esto definirá exclusivamente cuando finaliza el acuerdo, sin prórroga automática.
  • Cuantía de la renta mensual y forma de pago: Es de vital importancia que en el contrato aparezcan estos dos aspectos para garantizar el pago mensual.
  • Objeto del acuerdo: En una vivienda suele haber diferentes habitaciones. Por este motivo, en el contrato se deberá especificar detalladamente qué habitación se está arrendando para evitar confusiones o apropiaciones indebidas.
  • Inventario: Se trata de una lista con todos los bienes muebles que incluye la habitación en el caso que esta venga amueblada. Es recomendable que además de la lista, se adjunten fotografías para visualizar el estado de los bienes en el momento que fueron entregados.
  • Servicios extras que ofrece el alquiler: Al no obtener el usufructo de toda la vivienda, los servicios extras como, por ejemplo, el uso de internet o de la cocina, deberán ser especificados así como el pago de los gastos que estos puedan ocasionar.
  • Posibilidad de subarrendar la habitación: En esta cláusula se deberá expresar de forma explícita si el inquilino puede subarrendar la habitación o no y en cuáles supuestos sería posible.

Beneficios fiscales del alquiler de habitaciones

Es obligación del arrendador declarar a la Agencia Tributaria todos los beneficios obtenidos del alquiler de habitaciones. Sin embargo, el propietario podrá desgravarse entre el 60% y el 100% de la renta dependiendo de las características del inquilino.

Por ejemplo, si el arrendatario tiene entre 18 y 30 años y unos ingresos netos superiores 7.455,14 euros, el casero puede deducirse el 100% de las rentas obtenidas. Mientras que en el caso de que no se cumplan estos requisitos y el contrato se haya celebrado después del 1 de enero de 2011, podrá desgravarse un 60%.

Sin embargo, en el caso de los inquilinos, estos no podrán acogerse a ningún beneficio fiscal, ya que el alquiler de habitaciones no se considera uso de la vivienda habitual.

 

En este post publicado anteriormente en el Portal de Uniplaces, encontrarás un modelo de Contrato de Alquiler de Habitaciones que podrás descargar y rellenar posteriormente.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *