taxas Euribor
Legislación e Impuestos

¿Cuándo se paga el IVA en el alquiler?

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es una carga fiscal aplicada sobre el consumo de cualquier producto o servicio que recae sobre el consumidor final. Este impuesto se aplica en las operaciones de compraventa de viviendas. Sin embargo, como veremos a continuación, funciona de manera totalmente diferente en el ámbito del alquiler. A continuación vamos a explicar en qué situaciones se debe pagar el IVA y en cuáles no.

Alquiler destinado a vivienda habitual

Según la Agencia Tributaria, “el arrendamiento de viviendas utilizadas exclusivamente como tales, con los muebles, garajes y anexos (arrendados conjuntamente cuando así se establezca en el contrato de arrendamiento), es una operación exenta de IVA, por lo que el arrendador no repercutirá ni ingresará el impuesto por este concepto, ni el arrendatario está obligado a soportarlo”. De esta forma, podemos sentenciar con rotundidad que la gran mayoría de alquileres están exentos de pagar este impuesto. Aun así, existe alguna excepción:

  • Cuando el arrendador se compromete a prestar servicios propios como la limpieza o el lavado de ropa, sábanas o toallas, deberá cargar con el IVA sus facturas mensuales, ya que para las autoridades se están prestando servicios “propios de la actividad hostelera”.
  • Cuando en la vivienda habitual, se habilita un despacho que sirve para ejercer alguna actividad económica. Este caso es uno de los que genera más controversia ya que el inquilino deberá pagar el IVA sobre el valor total de la renta pero, en cambio, en la declaración trimestral, solo podrá desgravarse el porcentaje destinado a la actividad económica.

Residencia de empleados

Como regla general, podríamos decir que todos los contratos de alquiler que no están firmados directamente con el inquilino están sujetos al Impuesto sobre el Valor Añadido. Dentro de estos casos, el más habitual es el del alquiler de un inmueble mediante una empresa.

Aunque este es uno de los puntos más problemáticos y la justicia se ha pronunciado en ocasiones en contra del pago del impuesto, si una empresa pone a disposición de sus empleados un piso de alquiler y en el contrato figura como titular dicha empresa, la operación está gravada con el IVA y este deberá ser abonado a la administración.

En este sentido, la Agencia Tributaria expresa que “tampoco está exento del impuesto el arrendamiento de viviendas amuebladas efectuado por una persona jurídica para destinarlo, cediendo su uso, a residencia de empleados”.

IVA en el alquiler turístico

En el caso del alquiler turístico, la Agencia Tributaria considera que el inmueble no va a ser utilizado como vivienda por parte del arrendatario y, por tanto, además de declararlo en la declaración de la renta, el arrendador debe gravar con el IVA la operación. No obstante, cabe recordar que los servicios análogos a los de hostelería en la cesión de la vivienda están sujetos al 10% de IVA.

Si desea obtener más información sobre las obligaciones fiscales de las viviendas destinadas a uso turístico, le recomendamos que lea atentamente este artículo publicado anteriormente en el Portal de Uniplaces.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *