ped
Alquiler

¿Cuánto dura un contrato de alquiler?

Uno de los asuntos que más preocupan tanto a inquilinos como a propietarios es la duración de un contrato de alquiler. En este artículo vamos a explicar cuánto dura legalmente un contrato de arrendamiento y en qué situaciones se puede abandonar antes de tiempo.

Duración legal del contrato

Como ya explicamos anteriormente, según la última modificación de la LAU del 3 de junio de 2013, la duración de los contratos de alquiler deberá ser acordada por las dos partes durante la formalización del contrato. En el caso que la duración pactada sea inferior a tres años, el contrato será renovado automáticamente cada año hasta llegar a un máximo de tres.

El inquilino decide abandonar el inmueble antes de cumplirse un año

Según dicha legislación, el arrendatario ha de cumplir un mínimo de 6 meses ocupando la vivienda. Una vez transcurrido ese período, siempre que lo comunique con al menos 30 días de antelación al arrendador, podrá rescindir el contrato de alquiler.

Sin embargo, cabe destacar que si en el contrato se acordó una indemnización en caso de abandonar antes de tiempo la propiedad, el inquilino deberá pagar un máximo de una mensualidad por cada año que falte hasta cumplir la totalidad del contrato.

El propietario necesita recuperar la vivienda

En este caso las condiciones son bastante estrictas y se deberán cumplir con rigurosidad. El artículo 9.3 de la LAU indica que el propietario podrá recuperar la vivienda arrendada para utilizarla como residencia habitual, para él o un familiar de primer grado de consanguinidad o por adopción (padres, madres, hijos) o para su cónyuge, si hay sentencia firme de divorcio o nulidad matrimonial.

Sin embargo, para poder ejercer este derecho, debe haber transcurrido un mínimo de un año desde la firma del contrato y el propietario debe avisar formalmente con dos mes de antelación al inquilino. Una vez realizados estos trámites, éste podrá recuperar su vivienda y establecerse en ella en un máximo de 3 meses.

Si una vez transcurrido este período la casa no ha sido utilizada como residencia habitual para el propietario o un familiar directo, el arrendatario podrá solicitar el restablecimiento del contrato de alquiler en un plazo de 30 días y por 3 años más, así como diferentes indemnizaciones por los gastos de la mudanza.

El propietario decide vender el inmueble arrendado

Dado este caso, es de vital importancia conocer si el contrato de arrendamiento ha sido inscrito en el Registro de la Propiedad antes de la venta. En caso afirmativo, el contrato de alquiler seguirá vigente y el nuevo comprador se convertirá en el arrendador de la vivienda.

En el caso de que el contrato no haya sido registrado en el Registro de la Propiedad, el comprador tiene derecho a solicitar la extinción del contrato y el inquilino tendrá un máximo de tres meses para abandonar la vivienda.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *