SIR
Legislación e Impuestos

¿Cuáles son las deducciones por el alquiler?

En los últimos años ha habido novedades en cuanto las deducciones de los gastos del alquiler a la hora de presentar la Declaración de la Renta. Así pues, en este artículo vamos a explicar todo lo que se puede deducir en cuanto al alquiler tanto si eres propietario como inquilino.

Deducciones para el propietario

En primer lugar, cabe decir que el alquiler para los propietarios tributa como rendimiento de capital inmobiliario, ya que para que se considere una actividad económica deberá haber una persona con contrato laboral de jornada completa dedicada a la gestión del inmueble.

Gastos necesarios para la obtención de los ingresos

Se trata de  los gastos generados por los intereses y la financiación obtenida para la compra o mejora del inmueble, así como también los gastos de reparación y conservación de la propiedad. En este apartado también se incluyen los tributos que no son estatales, así como el IBI o la tasa de basuras.

También son deducibles los gastos ocasionados por la contratación de servicios profesionales como, por ejemplo, un administrador, un vigilante o un empleado de portería.

Cantidades destinadas a la amortización de la vivienda

Para la determinación del rendimiento neto del capital inmobiliario, tendrán la consideración de gasto deducible las cantidades destinadas a la amortización del inmueble. No obstante,  para que los inmuebles no superen el requisito de efectividad, en cada año no deben exceder del resultado de aplicar el 3 por 100 sobre el mayor de los siguientes valores: el coste de adquisición satisfecho o el valor catastral, sin incluir en el cómputo el del suelo.

Gastos deducibles para el inquilino

Además de los gastos deducibles por parte de los propietarios, también los inquilinos pueden recibir beneficios fiscales gracias al alquiler. Sin embargo, en este caso corresponde a cada Comunidad Autónoma establecer la cuantía y el objeto de estos beneficios.

Cataluña

Los inquilinos podrán deducirse un 10%, con un máximo de 300 euros, siempre que cumplan alguno de estos requisitos:

  • Tener 32 años o menos.
  • Haber estado en paro durante ciento ochenta y tres días o más durante el ejercicio.
  • Tener un grado de discapacidad igual o superior al 65%.
  • Ser viudo o viuda y tener sesenta y cinco años o más.
  •  Que sus ingresos anuales no sean superiores a 20.000 euros
  • Que las cantidades satisfechas en concepto de alquiler excedan del 10% de los rendimientos netos del sujeto pasivo.

Comunidad de Madrid

Para obtener una deducción de hasta un 20%, con un límite de 840 euros, los inquilinos de la capital deberán cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser menor de 35 años
  • Que las cantidades abonadas por el arrendamiento deben superar el 10 por 100 de la base imponible, entendiendo como tal la suma de la base imponible general y la del ahorro del contribuyente. Este requisito será controlado por el programa.
  • La suma de la base imponible general y la del ahorro no ha de exceder de 25.620 euros en tributación individual y 36.200 euros en el caso de tributación conjunta. Este requisito será controlado por el programa.

Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana tiene unas características diferentes en cuanto a la deducción del alquiler en la Declaración de la Renta. Por ejemplo, se establece una deducción general del 15% con un límite de 459 euros si los ingresos anuales no superan los 25.000 euros. Además, estas son las otras cantidades de las que podrán disfrutar los inquilinos de la Comunidad Valenciana:

  • El 20 por 100, con el límite de 612 euros, si el arrendatario tiene una edad igual o inferior a 35 años, o si el arrendatario es persona con discapacidad físico o sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100, o psíquico, con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por 100.
  • El 25 por 100, con el límite de 765 euros, si el arrendatario tiene una edad igual o menor de 35 años y, además con discapacidad físico o sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 65 por 100, o psíquico, con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por 100.

Si quieres obtener más información sobre cómo incluir tu alquiler en la Declaración de la Renta, te recomendamos que leas atentamente este post publicado anteriormente en el Portal de Uniplaces.

1 Comment

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Y claro, en Canarias ya no deduce nada del alquiler en la declaración de la Renta, sino en la Autonómica y cada año se van reduciendo las deducciones hasta que en lugar de devolver, resulte a pagar a pesar de haber pagado el IRPF y que todavía no se por qué a los pensionistas se les retiene ese IRPF si ya no trabajan.