Alquiler

Los principales derechos y obligaciones de los propietarios

Algunos de los problemas más frecuentes entre el inquilino y el propietario se producen por desconocimiento de los derechos y las obligaciones que tiene cada una de las dos partes. En este artículo vamos a resumir las principales responsabilidades de los arrendadores.

Obligaciones

  • Proporcionar un contrato de alquiler al arrendatario

Aunque parezca una obviedad, muchos conflictos en el alquiler de viviendas derivan de no haber realizado un contrato completo tal y como marca la legalidad. Así pues, la principal obligación del arrendatario es proporcionar un contrato firmado a los futuros inquilinos en la fecha acordada.

  • Devolver la fianza si no hay daños en el inmueble

Una vez finalizado el contrato de alquiler, el propietario de la vivienda tiene un plazo máximo de un mes para devolver íntegramente la fianza si no hay ningún daño en la propiedad ni ninguna deuda con los suministros. En caso de que exista una demora, el inquilino podrá reclamar daños y perjuicios.

  • Reparar las averías extraordinarias

Este es uno de los puntos más controvertidos en el ámbito del alquiler. Sin embargo, la Ley de Arrendamientos Urbanos es bastante clara en este aspecto: “El arrendador está obligado a realizar, sin derecho a elevar por ello la renta, todas las reparaciones que sean necesarias para conservar la vivienda en las condiciones de habitabilidad para servir al uso convenido, salvo cuando el deterioro de cuya reparación se trate sea imputable al arrendatario”.

De esta forma, el inquilino debe abarcar los gastos derivados del mantenimiento normal de la vivienda. Mientras que todas las averías y reparaciones que no se hayan producido por el uso normal de la vivienda correrán a cargo del arrendador.

Derechos

  • Fijar las condiciones del contrato

El propietario podrá establecer las condiciones del contrato siempre que estén dentro de la legalidad, como por ejemplo, el importe de la renta, la fianza, la duración, etc.

  • Recuperar la vivienda arrendada

Como ya publicamos en un artículo recientemente, el propietario puede recuperar la vivienda arrendada siempre que haya transcurrido un año desde la firma del contrato y se le haya comunicado con al menos dos meses de antelación al inquilino. Además, la propiedad deberá ser utilizada como vivienda habitual para él o para un familiar de primer grado.

Cabe recordar que si una vez una vez transcurridos 3 meses, ni el propietario ni ningún familiar suyo de primer grado están utilizando la propiedad como vivienda habitual, el inquilino podrá volver a ocupar la vivienda bajo las mismas condiciones que anteriormente.

  • Solicitar el desahucio del inquilino en caso de impago

Si el propietario de una vivienda demanda al inquilino por impago y éste último no efectúa el pago de la deuda en los siguientes 10 días, el arrendador podrá solicitar el desahucio y recuperar de este modo su inmueble.

Sin embargo, es importante destacar que el propietario deberá remitir un burofax al deudor antes de interponer una demanda. De esta forma, los jueces tendrán la prueba de que el arrendador se ha visto obligado a interponer la demanda y podrán proceder al desahucio.

  • Desgravarse la renta de alquiler

Los propietarios con viviendas alquiladas podrán desgravarse diferentes gastos en su declaración de la renta anual. Algunos de las exenciones que se contemplan son los gastos de conservación o reparación, el seguro del hogar, el pago de los servicios de suministro de luz, agua y gas o los gastos de formalización del contrato.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *