Alquiler

Electricidad o Gas ¿Qué Me Conviene Más?

Invierno vs verano, margarina vs mantequilla, café o té, carne vs pescado, si lo pensamos un momento, nuestra vida está llena de dudas, a cada cual más difícil. Hoy le echamos una mano para aclarar sus dudas en el duelo energético por excelencia: Electricidad vs Gas.

Todos tenemos claro que queremos una casa confortable y con una temperatura interior acorde con el tiempo que haga en el exterior. Aún así,  además de un buen funcionamiento, hay otros factores que intervienen en la decisión final entre electricidad y gas, como el ahorro en la factura de la luz, el aprovechamiento de la energía generada, o las dimensiones y las características de nuestra vivienda.

El suministro de electricidad es imprescindible para el consumidor en todos los ámbitos domésticos, pero aspectos como: la calefacción,  el agua caliente o incluso la cocina pueden ser utilizados con otra energía como el gas natural.

Entonces…

 ¿Qué suministro escoger y cuál me ofrece más ventajas?

La electricidad es uno de los suministros más seguros que puede contratar el consumidor y también el más cómodo de utilizar. Sin embargo su elevado precio hace encarecer la factura del usuario y obligarle a buscar otras alternativas más efectivas que supongan un menor coste.

Las opciones que ofrece la calefacción eléctrica son:

+ Acumuladores nocturnos que almacenan calor generado por energía eléctrica y lo liberan durante el dia.

+ Suelo radiante, una instalación bajo el suelo que funciona a baja temperatura.

+ Bomba de calor siendo un dispositivo que genera aire caliente.

De estas tres, la del suelo radiante es la opción más económica puesto que funciona a menos de 30º, gastando menos energía y produciendo un calor más natural.

Ahora bien, si hablamos de ahorro, el gas gana de forma bastante  clara. El gas natural se caracteriza por tener un precio más económico,   por la ininterrupción del suministro, así como la seguridad y limpieza del mismo. Por otro lado no es accesible para todos los consumidores dado que depende de si la red de distribución esta  disponible o no.

La mejor manera de saber si conviene más  el uso de una energía u otra, es ver el ahorro que supondría el gas natural frente a la electricidad .

Para  una casa habitada por tres personas con un consumo normal  de cocina,  agua caliente y calefacción es:

Uso Natural  Precio Electricidad   Precio Gas 
Calefacción 

 ( € / Año) 

1050,75 562,24
Agua caliente 

  ( € / Año) 

422,69 260,76
Cocina 

 ( € / Año ) 

362,45 220,59

El principal ahorro que notará como consumidor será una rebaja en la factura de la electricidad  dado que no consumirá tantos kilovatios por hora (kW / h) como antes y eso significa pagar menos por el consumo generado. Los usuarios que tienen calefacción eléctrica requieren un término de potencia muy elevado porque los aparatos que generan calor lo necesitan. Al quitar esta opción puede plantearse la posibilidad de reducir la cantidad de kW contratados y conseguir así un mayor ahorro.

Después de esto… ¿ Aún no le queda claro qué contratar?  ¿Decide rebelarse contra el sistema y no pagar a las compañías energéticas?  ¿ Quiere hacer un experimento antropológico y ver cómo se las ingeniaban los hombres de las cavernas sin gas o electricidad? Perfecto, en Uniplaces le apoyaremos en todo lo que decida, por muy descabellada que sea la idea. Aquí un vídeo de cómo construir una estufa con unas velas y una maceta 🙂

 

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *