Untermietvertrag
Legislación e Impuestos

Gastos deducibles en un contrato de alquiler

La reforma fiscal que entró en vigor el 1 de enero de 2015 introdujo diversos cambios en los gastos deducibles en un alquiler. Entre ellos, lo más importante es que no se podrán deducir los gastos de alquiler de los contratos firmados a partir de esa fecha. Sin embargo, sí que es posible deducir otros gastos de la declaración de la renta.

Gastos deducibles para el propietario

  • Los impuestos o tasas de la vivienda. El arrendador puede deducir los impuestos tales como el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI), las basuras, el alumbrado, el alcantarillado e incluso los gastos de comunidad.
  • Los gastos relacionados con el mantenimiento de la vivienda. Todas las reparaciones o arreglos estéticos son deducibles, ya sean para la conservación, el mantenimiento o la renovación de la vivienda.
  • La prima de los contratos de seguro que recaigan sobre el inmueble, ya sean del hogar, de responsabilidad civil, de robos, etc.
  • Los gastos derivados de los suministros tales como agua, electricidad, gas, etc.
  • Los intereses de los créditos e hipotecas destinados a la adquisición de la vivienda

Gastos Deducibles para el inquilino

En este caso, sólo se podrán deducir los gastos del alquiler si el contrato de arrendamiento fue realizado antes del 1 de enero de 2015. De esta forma, si el inquilino tiene una renta inferior a 17.707,20 euros anuales, podrá deducir el 10,05% de la renta del alquiler siempre que esta no supere los 9.040 euros anuales. Cuando la renta anual del inquilino esté comprendida entre los 17.707,20€ y los 24.107,20 euros anuales, las deducciones irán decreciendo. Además, si la renta anual es superior a los 24.107,20 euros anuales, el arrendatario no tiene derecho a ninguna deducción por el alquiler.

Es importante destacar que cualquier contrato nuevo realizado sobre la misma vivienda, así como actualizaciones o cambios de las condiciones, no implica la pérdida del derecho a deducirse los gastos y el inquilino podrá continuar disfrutando de estos beneficios fiscales.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *