Legislación e Impuestos

El impuesto que paga de más en la compra o herencia de una vivienda

La compra o herencia de un inmueble puede conllevar el pago extra de un impuesto que fija cada Comunidad Autónoma. Este gravamen se conoce como ”Liquidación complementaria por comprobación de valor”.

¿En qué consiste? Hacienda valora el inmueble por encima del precio de mercado y reclama al contribuyente el pago de esta diferencia producto de una valoración fiscal errónea ¿Se puede reclamar? Por suerte sí,aunque el proceso de reclamación varía según la CCAA. Le contamos todo a continuación.

El impuesto extra de cada comunidad autónoma

Cuando se compra o hereda una vivienda, se procede al pago del obligatorio Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) o Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) según el caso. Una vez adquirida la vivienda, es necesario declararla en la renta. El valor declarado se fija en base al precio del mercado. Hasta aquí todo bien.

El problema es que Hacienda tiene un barómetro propio a la hora de valorar la vivienda por lo que, cuando inicia su comprobación entre el valor declarado y ‘el real’ según sus parámetros, detecta una incongruencia y exige el pago de esa diferencia. ¿Es correcto? Si el valor que fija Hacienda es más elevado que el valor de mercado, no lo es.

En este sentido, es posible recurrir esta reclamación y evitar el pago de unos impuestos que no corresponden, así como los posibles intereses de demora.

  • ¿A quién afecta? A todos aquellos que compren o hereden una vivienda y la declaren al fisco.
  • ¿Cuál es el valor real? La base imponible en el impuesto de la compra o herencia es el valor real, y no lo el precio que se ha paga.
  • ¿Cómo decide cada CCAA el valor de la vivienda? El artículo 57 de la Ley General Tributaria fija los métodos de valoración. Existen hasta siete métodos diferentes de valoración.
Recurrir las liquidaciones complementarias

Como la valoración depende del criterio de cada administración autonómica, el proceso para recurrir varía según el caso y la CCAA donde se encuentre. Pero, por lo general, existe la posibilidad de recurrir con probabilidades de éxito.Es cierto que es desesperante recibir una notificación de Hacienda reclamando el pago de unos impuestos que ya abonó, pero tal y como comentábamos, con un poco de paciencia y algunos cálculos, tiene posibilidades de evitar este pago innecesario.
El método más utilizado a la hora de recurrir es la Tasación Judicial Pericial Contradictoria que consiste, básicamente ‘en rectificar el resultado de los procedimientos de comprobación de valores’ tal y como indica el notario Luis Prado.

Esta tasación puede pedirse dentro del mes natural desde la recepción de la notificación. Cabe aclarar que antes de proceder a la tasación alternativa, es conveniente tener la certeza de que el valor fijado por la administración es muy elevado, de lo contrario se puede incurrir en un gasto mayor derivado del pago de los peritos y los intereses de demora.

¿Ha recibido la notificación de Hacienda? Le recomendamos consultar con un profesional conocedor de la normativa de su Comunidad Autónoma.

Cuándo se cobra el IVA en los alquileres

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *