Legislación e Impuestos

¿Cómo realizar el inventario de un contrato de alquiler?

En un contrato de alquiler, el propietario cede el uso y disfrute de su inmueble al arrendatario o inquilino. No obstante, en ocasiones este contrato no incluye solo la vivienda sino todo lo que se encuentra en el interior de esta, conocido comúnmente como “bienes muebles”.

Así pues, un inventario es una lista que se suele incluir como anexo al contrato donde figuran todos los bienes muebles que se encuentran en el interior de la vivienda y, por tanto, están sujetos a todas las cláusulas que estipule el contrato.

Para evitar posibles irregularidades por parte del arrendatario en aspectos como el pago de la renta, de los suministros o los plazos de pago, ambas partes suelen pactar una fianza como garantía de que se cumplan dichas obligaciones. Sin embargo, esta fianza influye sobre el estado de conservación de la vivienda y, en este caso, también sobre todos los bienes muebles que han sido prestados.

De esta forma, resulta de vital importancia adjuntar una lista con todos los elementos que el propietario presta al inquilino para evitar posibles problemas en un futuro. A continuación, vamos a explicar todas las claves para realizar un buen inventario que sirva como prueba fehaciente en caso de disputa.

Requisitos para que el inventario tenga carácter probatorio

Para que el inventario sirva como prueba, debe cumplir varios requisitos indispensables. Uno de ellos es que se mencione el contrato de alquiler al que se adjunta. Además, también deberán aparecer los nombres y apellidos del arrendador y del inquilino y, por último, todas las páginas del anexo deben estar firmadas por ambas partes.

Aun así, aunque estos sean los requisitos indispensables para que el inventario tenga valor legal, existen otras características que resultarán de gran utilidad para garantizar un cumplimiento íntegro del contrato.

Características que debe incluir un inventario

  • Con el objetivo de demostrar el estado de conservación en el que se encuentran los muebles, la lista suele ir acompañada por un reportaje fotográfico que no deje lugar a dudas sobre el estado en el que han sido prestados.
  • Es necesario incluir el precio de los muebles para poder pactar o exigir una compensación por posibles daños.
  • Será muy útil tanto para el arrendador como para el arrendatario que el inventario esté clasificado por dependencias. De esta forma, si los muebles han sido cambiados de ubicación, podrán ser localizados y reclamados con mayor facilidad.

También cabe destacar que al ser un anexo del contrato de arrendamiento, es importante que se firme en el mismo momento de la firma del contrato, con tal de evitar posibles problemas en el futuro.

Desde Uniplaces, le deseamos que este artículo le haya sido de gran ayuda. Si tiene más dudas sobre como realizar el inventario de su contrato de arrendamiento, le recomendamos que lea atentamente este artículo y se descargue nuestro “modelo de inventario”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *