Legislación e Impuestos

¿Qué es el ITP y quién debe pagarlo?

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) es un impuesto que desde 1993 graba todas las operaciones de patrimonio que se realizan entre dos o más personas.

Así pues, esta tasa se aplicará en cualquier operación onerosa de patrimonio, es decir,  en la que ambas partes obtengan beneficio. En materia de vivienda, el ITP se paga en cualquier operación de venta de una finca, un terreno o una finca, así como a la hora de alquilar un inmueble, ya sea rústico o urbano.

También cabe destacar que en caso de prórroga de un contrato de alquiler, el arrendatario también estará obligado a pagar el ITP, ya que la administración entiende que es una nueva operación con un nuevo contrato.

¿Quién debe pagar el ITP?

Cuándo vamos a formalizar el contrato de alquiler de un inmueble, tanto la inmobiliaria como el particular exigirá al arrendatario el pago del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales que graba la operación.

Aunque esto pueda generar confusión en el inquilino, este debe saber que el Real Decreto Legislativo 1/1993, del 24 de septiembre establece que el encargado de pagar esta tasa es la persona que recibe el bien inmueble, es decir, en el caso de un contrato de arrendamiento, el inquilino.

¿Cuánto hay que pagar?

Actualmente, la base imponible del ITP es el valor total del arrendamiento de la finca. Es decir, si hemos firmado un contrato de alquiler de 3 años de duración con una renta mensual de 600 euros, la base imponible del ITP será de 21,600 euros. (600 euros por 36 meses). A partir de esta base imponible, cada comunidad autónoma establece un tipo aplicable. A continuación, vamos a explicar cuál es este tipo aplicable en las comunidades autónomas de Madrid, Comunidad Valenciana y Cataluña.

Madrid

En la Comunidad de Madrid, el tipo aplicable con carácter general es del 6%. Por ejemplo, en el supuesto anterior, si la base imponible es de 21,600 euros, la cantidad que tendrá que abonar el receptor del inmueble es de 1,296 euros.

Aun así, existen diferentes rebajas para diferentes casos. Por ejemplo, si el inmueble va a ser la vivienda habitual de una familia numerosa, el tipo aplicable se reduce al 4%.

Comunidad Valenciana

El valor del tipo aplicable de carácter general en la Comunidad Valenciana es del 10%. En el caso de las familias numerosas es del 4% mientras que los jóvenes menores de 35 años cuya renta no llegue a los 25,000 euros anuales tendrán que pagar el 8%.

De esta forma, en el caso del inmueble que ha servido de ejemplo anteriormente, En la Comunidad Valenciana el arrendatario deberá pagar 2,160 por el arrendamiento de la vivienda.

Cataluña

En el caso de Cataluña, el porcentaje de tipo aplicable en la base imponible del ITP es del 10%, el mismo que en la Comunidad Valenciana. No obstante, si se trata de operaciones con viviendas de protección oficial, el porcentaje a aplicar seria del 7%, mientras que si es una familia numerosa la receptora de la operación, solamente tendrá que pagar el 5%.

Así pues, en Cataluña, con carácter general, siguiendo el mismo ejemplo de arrendamiento que hemos mencionado anteriormente, el inquilino deberá pagar la cantidad de 2,160 euros a las arcas públicas.

 

Si necesita más información sobre todos los impuestos que se deben pagar en operaciones de transmisión patrimoniales como la venta de una vivienda, le recomendamos que lea este post publicado anteriormente en nuestro portal de Uniplaces.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *