menu
Legislación e Impuestos

¿Cuánto debo pagar de plusvalía municipal si vendo mi casa?

Aitor Molina

El Impuesto sobre el Incremento del Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), comúnmente conocido como plusvalía municipal, es un tributo municipal que grava el aumento del valor de suelo a la hora de realizar una transmisión patrimonial, ya sea una herencia o una compraventa.

Según establece la legislación, la persona encargada de pagar este impuesto es aquella que era propietaria del inmueble cuando se ha producido el incremento de valor del suelo, es decir, el vendedor. No obstante, tanto en el supuesto de que el antiguo propietario no resida en España como si se trata de una donación o una herencia, las personas que adquieren el inmueble deberán pagar dicho tributo.

El plazo para liquidar este impuesto es de 30 días hábiles después de haberse realizado la transmisión, mientras que si se trata de una herencia, el impuesto se deberá pagar en los próximos 6 meses desde la defunción del propietario, siendo prorrogable 6 meses más.

Cómo calcular la plusvalía municipal

Como la plusvalía municipal depende de cada consistorio, la cuota a pagar variará depende el municipio donde se encuentre el inmueble. Sin embargo, a continuación vamos a poner un ejemplo de una venta en Barcelona, ya que las operaciones suelen ser muy parecidas en los diferentes ayuntamientos y, por tanto, nos podremos hacer una idea de la cuantía de este tributo en cualquier punto del territorio español.

Imaginemos que usted quiere vender un inmueble que tiene desde hace 10 años con un valor catastral de 120.000 euros.

Primer paso

El Ayuntamiento de Barcelona calcula la revalorización del suelo según los años que han pasado desde la adquisición del inmueble utilizando la siguiente tabla:

Hasta 5 años – 3.4%

Hasta 10 años – 3.5%

Hasta 15 años – 3.1%

Hasta 20 años – 2.8%

Segundo paso

Se multiplica los años que ha tenido el inmueble en propiedad por el porcentaje definido en el primer paso. Por lo tanto, si tenemos un inmueble desde hace 10 años y lo queremos vender, obtenemos un porcentaje del 35% (10 años x 3.5%).

Tercer paso

Se vuelve a multiplicar el porcentaje obtenido en la operación anterior (35%) por el valor catastral del inmueble que encontrará tanto en el último recibo del IBI como en el Registro del Catastro. Si el valor catrastal de nuestro inmueble es de 120.000 euros, multiplicamos 120.000 x 35% y el resultado es 42.000 euros.

Cuarto paso

Una vez tenemos la base imponible de 42.000 euros se le aplica la base tributaria, que en el caso de Barcelona es de un 30%. Por lo tanto, la cuantía total que deberá pagar el vendedor resulta de multiplicar 42.000 euros x 30%. Lo que obtiene un importe total de 12.600 euros.

Sentencia del Tribunal Constitucional

Los consistorios sostienen que este impuesto se debe pagar siempre, aunque se haya vendido un inmuebles con pérdidas respecto a cuando se adquirió, ya que según ellos el valor catastral se revaloriza siempre.

Sin embargo, en una sentencia de mayo de 2017, el Tribunal Constitucional declaró nulo y anticonstitucional pagar este impuesto en caso de pérdidas. No obstante, los consistorios desoyeron al alto tribunal y actualmente siguen obligando a pagar este tributo en cualquier transmisión de patrimonio.

Thanks for reading this post

Reset Filters