Alquiler

¿Está bien hacer algún regalo a los inquilinos?

Ser casero a veces puede ser duro, pero es llevadero y gratificante si alquila su vivienda a inquilinos buenos y responsables. Si cree que sus inquilinos son buenos (siempre pagan a tiempo, le informan de cualquier problema, son limpios y ordenados, hablan de forma clara y directa) hacerles un pequeño regalo puede ser una buena idea. Puede ser buena idea incluso si los inquilinos no son del otro mundo, ya que pueden sentirse de algún modo obligados a mejorar. Dar un regalo de bienvenida también puede abrir las puertas a una amistad.

Vamos a enfocar el tema respondiendo a por qué, cuándo y qué regalar.

¿Por qué regalar?

Premiar con un pequeño obsequio puede ser un acto maravilloso (y, seguramente, inesperado). Ese simple gesto de aprecio ayudará a crear unos lazos más estrechos entre usted y el inquilino y estará fomentando la lealtad a la marca. Puede que, como resultado, el inquilino decida ampliar su estancia, cuidar mejor la vivienda o recomendando tanto la casa como a usted como casero (si son estudiantes es probable que esto dé lugar a nuevos inquilinos). En general podríamos decir que es algo bastante gratificante.

¿Cuándo regalar?

Es relativamente fácil elegir el momento de sorprender a su inquilino con un regalo. Puede hacerlo en fechas señaladas como Navidad o, si el inquilino no va a quedarse por mucho tiempo, puede hacer el regalo en los últimos días para mostrar su aprecio. Asimismo, puede hacer un pequeño regalo de bienvenida a los nuevos inquilinos cuando llegan.

¿Qué regalar?

Si no sabe qué tipo de regalo hacer a su inquilino, qué sería demasiado insignificante o inapropiado, sepa que cualquier pequeño gesto de aprecio será bienvenido. Después de todo, es la intención lo que cuenta. Aquí tiene unos consejos que le darán algunas ideas:

Una de las mejores cosas que puede regalar es un descuento en el alquiler del próximo mes. Es, sin duda alguna, algo que todos los inquilinos agradecerán, independientemente de quiénes sean o de dónde vengan.

Otro regalo que suele ser apreciado y es algo fácil de conseguir es una cesta de frutas, bombones, café u otros productos. Puede incluir también un calendario, un cuaderno, entradas para el cine o un cupón de regalo de tintorería, por ejemplo. Si tiene un momento de inspiración o quiere dar a conocer algo concreto de su país, región o ciudad (como la literatura), puede regalar un par de libros de un escritor nacional conocido.

Las opciones son infinitas y al final el regalo dependerá de usted, del tipo de inquilino y del tipo de relación que tenga con él. Hay regalos para todo tipo de situaciones, así que no tiene por qué limitarse a estos consejos. Sea imaginativo y tenga ese gesto con su inquilino. Puede que este sea el comienzo de una larga amistad.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *