menu
Consejos de Alquiler

Las claves para renovar un contrato de alquiler

Aitor Molina

La nueva reforma de la Ley de Medidas de Flexibilización y Fomento del Alquiler de Viviendas que entró en vigor el 6 de junio de 2013 ha dotado de más libertad tanto a arrendatarios como a arrendadores para pactar las cláusulas del contrato de alquiler.

En este artículo anterior explicamos cuál era la duración de un contrato de alquiler. Sin embargo, a continuación vamos a ofrecer las claves de las renovaciones y las prórrogas de los contratos para evitar que haya malentendidos entre propietarios e inquilinos.

¿Cuándo se tendrá que renovar el contrato de alquiler?

Con la entrada en vigor de esta nueva legislación, ambas partes son libres de pactar la duración del contrato. Sin embargo, si dicha duración es inferior a los tres años, el contrato se irá renovando obligatoriamente cada año hasta llegar al mínimo de 3.

Una vez llegados a ese punto y si ninguna de las dos partes expresa la voluntad de rescindir el contrato, se realizarán prórrogas tácitas de un año hasta que alguna de las dos partes decida finalizar el contrato. Cabe destacar que un acuerdo tácito significa que aunque no se haya expresado nunca por escrito ni oralmente, dicho acuerdo se supone o se sobreentiende.

¿Se puede subir el precio de la renta libremente? 

Tal y como explicamos en el post anterior, el propietario y el inquilino pueden pactar libremente la actualización de la renta. Aun así, si este acuerdo no existe, no se podrá subir o bajar la renta como cada uno desee. La ley exige que dicha actualización se debe hacer siguiendo el Índice de Precios de Consumo General.   

No obstante, si el contrato ha sido firmado después del  de abril de 2015 y no existe ninguna cláusula en el contrato que hable de la actualización de la renta, el precio del alquiler no se podrá modificar de ninguna manera.

En el caso de que sí que exista esta cláusula pero no se especifique el método de actualización de la renta, ambas partes deberán ceñirse al Índice de Garantía de Competitividad para determinar el valor de la renta mensual.

¿Cuándo se puede dar como finalizado el contrato de alquiler? 

Por parte del arrendador, este podrá recuperar su vivienda para usarla como vivienda habitual para él o para un familiar de primer grado, así como para su cónyuge en caso de divorcio o nulidad. No obstante, dicha rescisión de contrato sólo se podrá realizar una vez transcurrido un año desde la firma del contrato y habiendo avisado con, al menos, 2 meses de antelación.

En relación al inquilino, la ley es mucho más flexible. El arrendatario podrá rescindir el contrato de alquiler una vez hayan transcurrido 6 meses desde la firma del contrato y se haya avisado con 30 días de antelación al propietario de la vivienda.

Thanks for reading this post

Reset Filters