Meldebestätigung
Legislación e Impuestos

¿Cuándo tu casero te puede rescindir el contrato de alquiler?

La firma de un contrato de alquiler exige ciertos derechos y responsabilidades tanto al arrendatario como al arrendador. De esta forma, si el propietario de la vivienda quiere rescindir el contrato, deberá seguir un protocolo estipulado en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

Rescisión del contrato por razones personales

El casero podrá recuperar su casa cuando la necesite para él o para un familiar de primer grado siempre y cuando haya transcurrido como mínimo un año desde la firma del contrato y haya avisado al inquilino con una antelación de dos meses.

En ese caso, el propietario tiene un plazo máximo de 3 meses para utilizar la casa como vivienda habitual de él o de un familiar de primer grado salvo en situaciones de causa mayor.

En el caso de que no se cumpla este plazo, el antiguo inquilino tiene derecho a volver a su casa y podrá solicitar una indemnización por los gastos del desalojo.

Rescisión por impago de la renta

La Ley de Arrendamientos Urbanos estipula la obligación de pagar la renta por parte del inquilino pero, sin embargo, no fija un número de rentas impagadas que puedan motivar la rescisión del contrato de alquiler.

De esta forma, tanto arrendador como arrendatario deben pactar el número de rentas impagadas consecutivas o aleatorias que puedan ser motivo de resicisión. Normalmente, los expertos recomiendan que sean 2 rentas consecutivas o 3 a lo largo de todo el año.

Para ejecutar esta rescisión, el propietario debe informar al inquilino de forma fehaciente la cantidad de la deuda y el plazo que tiene para pagarla. En el caso de que el inquilino no haya respondido a su deuda en el plazo estipulado, el propietario podrá comenzar el proceso judicial interponiendo una demanda.

Rescisión por obras no consentidas o daños a la vivienda

El arrendador puede rescindir el contrato de alquiler cuando el inquilino o arrendatario realice daños a la vivienda de forma dolosa, es decir, con plena conciencia.

Por otra parte, el inquilino no puede realizar obras en la vivienda o en los bienes muebles si no tiene el consentimiento escrito del propietario. En el caso de que el arrendatario realice estas obras sin permiso, será motivo suficiente para la resolución contractual.

Estas son algunas de las razones por las que el propietario de una vivienda puede rescindir el contrato de alquiler con su inquilino. Aun así, si quieres obtener más información o consultar otras posibles causas, os recomendamos leer este artículo publicado anteriormente en el portal de Uniplaces.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *