Legislación e Impuestos

¿Cuánto te pueden subir el alquiler?

Debido a la tendencia al alza de la renta del alquiler en España, muchos caseros se están plantenado incrementar el precio mensual a su inquilino para aumentar sus beneficios. Sin embargo, la Ley de Arrendamientos Urbanos establece ciertas condiciones para modificar dicha renta.

En primer lugar, la renta solo se puede actualizar anualmente. Es decir, no será posible subir el alquiler antes de que se haya cumplido la anualidad desde el inicio del contrato o su actualización. Por otro lado, dependiendo del año en el que se ha firmado el contrato, las condiciones serán unas u otras. A continuación, vamos a explicar los criterios que marca la ley en cada caso.

Contratos firmados antes del 6 de junio de 2013

Durante los cinco primeros años, la duración máxima del contrato, sólo se podrá incrementar la renta del alquiler anualmente y siguiendo el Índice de Precios de Consumo (IPC). Cabe recordar que el IPC es un indicador que muestra la media de precios de los productos o servicios consumidos regularmente por un conjunto familiar.

Una vez superados los 5 primeros años, el propietario puede exigir una actualización de la renta como requisito para prorrogar el contrato 3 años más. Si esto no sucede, el casero sólo podrá aumentar la renda en relación al IPC.

Contratos firmados después del 6 de junio de 2013

El 6 de junio de 2013 entró en vigor la Ley 4/2013 de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado de Alquiler con el objetivo de liberalizar el mercado del alquiler.

Dicha legislación establece que el arrendador y el arrendatario pueden pactar libremente la actualización anual de la renta. No obstante, si este pacto no se realiza o no se incluye en el contrato de alquiler, la renta sólo se podrá actualizar siguiendo el IPC General.

Contratos firmados después del 1 de abril de 2015

Al igual que en el caso anterior, el inquilino y el propietario pueden pactar libremente la actualización de la renta del alquiler. Sin embargo, la principal diferencia respecto a la ley anterior es que en el caso de no que no exista este pacto en el contrato, la renta del alquiler no se podrá actualizar de ninguna manera.

Por otro lado, si en el contrato sí que se especifica esta cláusula pero no se explica cómo se debe actualizar la renta, el incremento de la renta dependerá del Índice de Garantía de Competitividad, un indicador económico de referencia que tiene en cuenta el IPC de toda la eurozona y el IPC de España en el año 1999.

Cabe mencionar que este indicador nunca podrá ser negativo, es decir, el valor mínimo siempre será del 0% y tiene un límite del 2% establecido por el Banco Central Europeo.

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *