closed-door-791954_960_720
Alquiler Vivienda

Todas las ventajas e inconvenientes de alquilar por habitaciones

A la hora de alquilar una vivienda, se puede elegir hacerlo en la totalidad de la casa o, por otro lado, alquilar por habitaciones.

Una opción cada vez más común que conlleva una serie de particularidades, así como ventajas e inconvenientes. Unos pros y contras que incluyen la posibilidad de desgravar fiscalmente o la seguridad legal, entre otros.

¿Está pensando en alquilar por habitaciones? Hoy en Uniplaces repasamos algunas de las ventajas e inconvenientes de alquilar su casa por habitaciones, para que pueda tomar la decisión acertada en base a sus necesidades. Le contamos todo a continuación.


¿Qué es un alquiler por habitaciones?

Es la posibilidad de arrendar la vivienda por partes, donde es necesario hacer un contrato a cada uno de los inquilinos. No es posible hacer uno para la totalidad de la vivienda habitual, ya que son contratos separados.


Las condiciones de alquilar por habitaciones

Antes de repasar los pros y contras, es importante conocer de antemano las condiciones y características de este modelo de alquiler:

  • ¿Qué ley regula este arrendamiento? No se encuentra en la LAU ( Ley de Arrendamientos Urbanos) pero sí se enmarca dentro del Código Civil.
  • Se trata de un contrato entre las partes.
  • Obligatoriedad de contrato a cada uno de los inquilinos.
  • No existe prórroga, la fijan las partes: a la hora de establecer el periodos de alquiler, no existe uno prefijado ni prórrogas ya que no está regulado por la LAU, sino que se pacta entre propietario e inquilino.
  • Habitabilidad de la vivienda, la cual debe estar acondicionada y amueblada debidamente. Tanto las habitaciones como las zonas comunes.
  • Normas comunes de la casa: aunque se alquila por habitaciones existe una responsabilidad común entre los inquilinos y con la comunidad de vecinos.
  • Un contrato para cada persona: es necesario realizar un contrato con cada persona nueva.
  • ¿Cómo tributa este modelo?Es necesario declarar los ingresos del alquiler que se pueden desgravar posteriormente. Por otro lado, el inquilino no tiene derecho a desgravación.En el caso de contrato por vivienda habitual, tanto el inquilino como el propietario tienen ventajas fiscales. El propietario, por ejemplo, puede deducirse entre un 60% y hasta 100% del precio del alquiler en la renta.

Pros y contras

Las particularidades y condiciones, tal y como comentábamos, entrañan una serie de pros y contras, veamos:

  • Contras

-Al no estar regulado por la LAU se pierden una serie de garantías.
-El inquilino no tiene derecho a desgravación en la renta.
-Al tener varios contratos y personas, la situación es más compleja para la convivencia y el cumplimiento de las normas.
-El propietario tiene la dificultad añadida y la responsabilidad de elegir correctamente a los inquilinos.
-Si alquiler es vacacional, existe el riesgo de no tener las habitaciones alquiladas en determinados periodos.

  • Pros

-Aunque no tiene todas las garantías de la LAU, sí que existen las básicas que ofrece el Código Civil. Aunque esto puede aportar una libertad a la hora de establecer los pactos.
-Posibilidad de desgravar por alquiler, entre un 60% y 100%.
-Mayor flexibilidad en cuanto al precio y los tiempos.

Alquilar a estudiantes

Un modelo interesante dentro de este marco es el alquiler a estudiantes, ya que compensa las desventajas del alquiler por habitaciones.

Si se alquila a estudiantes, la rentabilidad es de un 14% más en comparación con el alquiler vacacional y se tiene la seguridad de arrendar durante los periodos lectivos, como mínimo 9 meses al año.Además existe una estabilidad adicional en el arriendo, ya que los estudiantes suelen extender la estadía durante todo el tiempo que dure la carrera.

En el caso de estudiantes, la probabilidad de impago es de un 0,01%, según datos de Uniplaces.¿El principal motivo? Los padres son el aval en el 80% de los casos.

Claves para alquilar a estudiantes

Añadir comentario

Haga clic aquí para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *