menu
Decoración

Claves para decorar el salón

Marta Romero

El salón es una de las estancias más importantes en una vivienda. Está destinado a ser el lugar de reunión y de eventos sociales.

A la hora de decorar el salón no hay unas normas universales. Se decora según la funcionalidad que se le quiera dar. Hoy le ayudamos con claves para que pueda disfrutar de un salón cómodo y habitable.

… ¡ comenzamos!

Luz, cuanta más mejor

A no ser que viva en una cueva ( si la respuesta es afirmativa, le rogamos la anuncie con nosotros 🙂 ) , hay trucos sencillos y asequibles que funcionan a la hora de aportar luminosidad.

La luz es unos de los principales elementos a tener en cuenta a la hora de decorar un salón para disfrutarlo. Hay maneras de ampliar la sensación luminosa como por ejemplo, pintando el techo de blanco y evitando los colores fuertes. En el caso que prefiera aportar colorido, le recomendamos pintar detalles, o sólo una pared en concreto en vez de todo el salón.

Las ventanas y cortinas también juegan un papel importante, muchas veces la calidad y antigüedad del vidrio resta una cantidad importante de luz. Con respecto a la cortinas, es mejor elegir materiales naturales tales como lino y algodón en colores claros, para dejar entrar la mayor cantidad de luz posible.

Los espejos puede ser el mejor aliado a la hora de crear una estancia luminosa: reflejan la luz y visualmente amplían el tamaño. Así que no dude a la hora de colocar espejos, cuanto más grandes, mejor.

Aunque hay veces que, por muchos cambios que hagamos, el salón cuenta con poca luz natural. En ese caso, si de por es oscuro, puede optar por usar esa oscuridad para crear un ambiente acogedor e invernal. Colores como el azul marino y muebles de madera vintage, ayudan a acentuar esa sensación.

Color, una baza importante

El color de las paredes puede cambiar por completo el estilo, la luminosidad y hasta influir en  las emociones…así lo acredita la cromoterapia.

Para crear un ambiente más actualizado, lo mejor es optar por un color neutro en las paredes y añadir toques de color / estampados coloridos en los cojines y detalles.

Si quiere dar un ambiente de paz, relax y limpieza lo mejor es apostar por el verde.

El azul en cambio suele ser un color popularmente escogido, pero la verdad es que aporta una sensación de frialdad, así que lo mejor es incluirlo sólo en detalles.

Respecto al amarillo hay que tener cuidado al escoger el tono, ya que  si es un tono fuerte ,  causará tensión visualmente. Por el contrario, un tono pastel combinado con  marrones o azules aportará una sensación de calma.

Respecto al rojo, es un color que bien usado, puede cambiar por completo un salón. Si lo escogemos para pintar sólo una pared, aportará dinamismo. Si escogemos pintar todo el salón de rojo, estaremos restando luz y posibilidades de crear un ambiente acogedor.

Tamaño y distribución

Un salón pequeño donde la disposición de los muebles sea agobiante no invita a pasar tiempo en él. Por el contrario, si un salón es grande sin una buena distribución de los muebles , dará sensación de frialdad y no aporta la calidez necesaria para hacerla acogedora.

Lo que debemos buscar siempre es un equilibrio entre el tamaño del salón y la distribución de los muebles. No es mejor un salón grande o pequeño, si no cómo juguemos con el tamaño los muebles y su colocación.

Si la forma del salón es rectangular será mejor combinar muebles de mayor tamaño con otros más bajos para crear diferentes ambientes. Esto se puede aplicar también a los salones en forma de ”L”.

Si el salón es pequeño lo mejor será ganar sitio, y aprovechar el espacio vertical de las paredes para colgar muebles como vitrinas, estanterías… Si por el contrario su salón es de mayor tamaño lo mejor será crear diferentes ambientes muy diferenciados entre sí para aprovechar el espacio y hacerlo útil a la vez que habitable.

Thanks for reading this post

Reset Filters