menu
Contrato de Alquiler

Todas las claves para entender el contrato de alquiler con opción a compra

Aitor Molina

Hace unos días publicamos un artículo en este blog explicando cómo un propietario puede recuperar su vivienda cuando ésta está arrendada mediante un contrato de alquiler con opción a compra. Debido a la multitud de dudas y preguntas que existen sobre este tipo de contrato, hemos decidido escribir este post para aclarar todas las cuestiones y responder las preguntas más frecuentes.

¿Qué es el contrato de alquiler con opción a compra?

El contrato de alquiler con opción a compra es básicamente un acuerdo que se compone de dos subcontratos, uno de arrendamiento y otro de compraventa.

Este acuerdo entre arrendador y arrendatario permite que el inquilino pueda hacer uso de la vivienda durante un tiempo determinado pagando una renta mensual de alquiler. Sin embargo, a diferencia de un contrato de alquiler estándar, en cierto momento el arrendatario puede adquirir el inmueble mediante un proceso de compra, descontándose total o parcialmente todas las rentas mensuales pagadas anteriormente en concepto del alquiler.

¿En qué situaciones se suele aplicar este contrato?

Esta modalidad de transacción se ha hecho popular en los últimos años a raíz de la crisis económica que sufrió España. De esta forma, los inquilinos veían como sus rentas mensuales eran de gran utilidad si en un futuro su situación económica les permitía adquirir finalmente el inmueble.

Por parte del propietario, este contrato es beneficioso si se espera vender la vivienda a largo plazo pero de mientras necesita  una renta de alquiler que le asegure unos ingresos fijos a final de mes.

¿Cómo se pacta el contrato de alquiler con opción a compra?

Sorprendentemente, este tipo de contrato aún no está regulado mediante el Código Civil, por tanto, aunque sí que aparezca mencionado en la Ley de Arrendamientos Urbanos, se podría decir que no existe una legislación estricta aplicable a este acuerdo.

Por este motivo, es necesario que en el contrato que se va a firmar entre las dos partes, todas las cláusulas estén bien especificadas y expresadas con la máxima claridad posible. Algunas de las principales condiciones que se deben incluir en el contrato son las siguientes:

  • Renta mensual del inmueble
  • Porcentaje a descontar de las cuotas en el precio de venta
  • Período de tiempo durante el cual el inquilino puede permanecer en la vivienda a modo de alquiler
  • Plazo máximo hasta el cual el inquilino puede ejercer su opción a adquirir el inmueble
  • Precio final de la compraventa

¿Cómo se ejecuta la opción a compra por parte del arrendatario?

El inquilino deberá comunicar al arrendador su decisión de adquirir la vivienda mediante un proceso de compra antes del plazo máximo indicado en el contrato. Si no se ha pactado una forma específica para efectuar la comunicación, ésta puede realizarse de forma tácita.

En todo caso, lo más frecuente y lo que recomendamos desde Uniplaces es que en el contrato se especifique que la comunicación se debe realizar mediante una acta notarial. De esta forma se garantiza que llegado el caso, los jueces puedan dar validez a este escrito.

Thanks for reading this post

Reset Filters