menu
Legislación e Impuestos

¿Cómo declarar tu vivienda en alquiler en la Declaración de la Renta 2017?

Aitor Molina

Nos encontramos a pocos días del cierre de la Campaña de la Renta 2017 y muchos propietarios aun no saben cómo deducirse el alquiler de su vivienda en la declaración de la renta. En este artículo, vamos a explicar cuáles son las reducciones a las que puede acogerse el arrendador y qué pasos ha de seguir para llevarlas a cabo.

En primer lugar, cabe destacar que la mayoría de beneficios fiscales en cuanto al alquiler se refiere van destinados a los inquilinos. Sin embargo, los propietarios también tienen deducciones dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que vivan. De hecho, todas las comunidades ofrecen ventajas fiscales al arrendador excepto La Rioja y Murcia.

La reducción fiscal que propone la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es del 60% sobre el rendimiento neto positivo que se haya obtenido por el alquiler de una vivienda. No obstante, existen ciertas condiciones para disfrutar de esta rebaja y, además, ésta puede ser aumentada en el tramo autonómico.

El propietario estará en disposición de disfrutar de dichas reducciones fiscales siempre y cuando el inmueble que esté arrendando sea la vivienda habitual del inquilino. Además, el rendimiento que obtenga de la renta del alquiler tiene que tributar como capital inmobiliario y no como actividad comercial.

Para que el alquiler sea considerado una actividad comercial, es necesario que haya al menos una persona contratada a jornada completa. De esta forma, si arrendamos un inmueble con la finalidad de establecer un despacho profesional o un almacén y tenemos una persona contratada para gestionar el inmueble, el propietario no podrá contar con estas deducciones.

Cómo declarar el alquiler de una vivienda 

El propietario de la vivienda, a la hora de rellenar su declaración de la renta, debe ir a la celda 0057 de la página 5 donde se establecen los rendimientos de capital inmobiliario.

Primero, el arrendador tendrá que decidir entre diferentes opciones sobre las características de la vivienda. Por ejemplo, si es propietario o usufructuario y qué porcentaje en cada caso, o si la vivienda es urbana o rústica.

La siguiente casilla que se deberá marcar es la del uso de la vivienda, escogiendo la primera opción que es “arrendamiento”; posteriormente sólo debemos escoger si nuestro inmueble está en el País Vasco o Navarra, introducir la dirección postal y la referencia catastral que podrás encontrar en este link.

A continuación, nos aparecerán otras casillas que tienen que ver directamente con las reducciones fiscales. Tendrás que escoger la finalidad del arrendamiento ya que, por ejemplo, el alquiler vacacional no tiene ninguna ventaja fiscal. Una vez hayas cumplimentado esta casilla, deberás rellenar un formulario con todos los gastos y beneficios. Aun así, cabe mencionar que muchas casillas se marcan automáticamente, como por ejemplo la del rendimiento neto y la de la reducción del 60%.

Si quiere obtener más información sobre los gastos deducibles del alquiler por parte del propietario, recomendamos que lea este artículo publicado anteriormente en Uniplaces donde se detallan todas las reducciones fiscales.

Thanks for reading this post

Reset Filters