menu
Legislación e Impuestos

¿Quién debe pagar los gastos de comunidad?

Aitor Molina

El alquiler de una vivienda genera unos gastos importantes tanto para el arrendador como para el arrendatario. La gran mayoría de estos gastos están regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Sin embargo, existen muchas dudas sobre quién debe asumir los gastos de comunidad del inmueble.

De esta forma, en este artículo vamos a explicar qué incluyen concretamente los gastos de comunidad y quién debe pagar esa cuota según la legislación.

¿Qué son los gastos de comunidad?

Los gastos de comunidad son unas cuotas periódicas que debe pagar el propietario de cada inmueble que conforma una comunidad con el objetivo de garantizar y mantener en condiciones óptimas las instalaciones y suministros generales del edificio.

El reparto de ese desembolso se efectúa siguiendo diferentes parámetros y se calcula según la cuota de participación que tiene un propietario sobre todo el edificio. En definitiva, se tiene en cuenta el valor del inmueble en relación a todo el conjunto del edificio o del recinto.

También cabe destacar que más allá de la cuota anual o mensual que se debe pagar con regularidad, los gastos de comunidad también incluyen las eventuales derramas que pueden surgir a raíz de una reparación urgente o un desembolso inesperado.

¿Quién debe pagar los gastos de comunidad?

Según lo estipulado en el Artículo 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU 29/1994), “las partes podrán pactar que los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, tributos, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización y que correspondan a la vivienda arrendada o a sus accesorios, sean a cargo del arrendatario”.

Así pues, ambas partes pueden pactar libremente que el inquilino se haga cargo de los cargos de comunidad. Sin embargo, también se establece que si esta opción no se especifica en el contrato, el encargado de pagar dichas cuotas será siempre el propietario.

No obstante, con el objetivo de definir exactamente la diferencia entre los gastos comunitarios y otros atribuibles al inquilino, el punto número de 3 del mismo Artículo 20 expresa que “ los gastos por servicios con que cuente la finca arrendada que se individualicen mediante aparatos contadores serán en todo caso de cuenta del arrendatario”.

¿Cuánto se debe pagar por los gastos de comunidad?

Como hemos expresado anteriormente, la cuota periódica destinada a los gastos de comunidad se calculará siguiendo unos coeficientes que dependan de la cuota de participación de cada inmueble respecto al conjunto de la comunidad.

Aun así, si finalmente es el arrendatario el que debe pagar dichos gastos, este deberá saber que “durante los tres primeros años de vigencia del contrato, la suma que el arrendatario haya de abonar por el concepto a que se refiere el apartado anterior, con excepción de los tributos, sólo podrá incrementarse, por acuerdo de las partes, anualmente, y nunca en un porcentaje superior al doble de aquel en que pueda incrementarse la renta”.

Por último, si desea saber si los gastos de comunidad se pueden deducir en la declaración de la renta, le recomendamos que lea atentamente este artículo publicado anteriormente en el Portal de Uniplaces donde se explican todos los gastos deducibles del alquiler.

Thanks for reading this post

Reset Filters