menu
Noticias

¿Ha encontrado Barcelona la fórmula para controlar los apartamentos ilegales? 

Marta Romero

Gentrificación o turismofobia son algunos de los neologismos derivados del panorama turístico que envuelve algunas de las ciudades con mayor afluencia de visitantes.

En este sentido, España y en concreto Barcelona constituye un ejemplo en la lucha para regular esta situación a nivel social, legal y económico, donde la proliferación de los apartamentos ilegales se posiciona como unos de los mayores retos de la Ciudad Condal.

En este proceso de idas y venidas, con pruebas en forma de medidas legales, multas a las plataformas intermediarias y procesos judiciales parece que la última propuesta y acuerdo del ayuntamiento de Barcelona ha dado con la fórmula para el control de los apartamentos ilegales en la ciudad.

Una solución que parece extrapolable a otros lugares con el mismo problema. ¿En qué consiste? Básicamente en que el ayuntamiento puede tener acceso a todos los datos de los propietarios que publicitan apartamentos turísticos en Airbnb.

Una situación fuera de control en Barcelona

El panorama del turismo masivo y los apartamentos ilegales es tal, que ya se habla incluso de guetos turísticos en Barcelona.

Unos guetos que conforman una plataforma flotante con idas y venidas de una afluencia de personas que tan solo pasa unos días en la capital, con las consecuencias que esto tiene a nivel social.

Pero no solo eso, también tiene un impacto legal y económico, puesto que muchos de estos pisos no son legales ¿qué significa? No se encuentran inscritos en ningún registro y tampoco tributan las ganancias del alquiler de estas viviendas.

Por ello, más que nunca, el control de las administraciones se ha intensificado para localizar y sancionar estos apartamentos ilegales.

La última fórmula de Barcelona para controlar el mercado ilegal del alquiler

En uno de estos intentos, el consistorio de Barcelona parece que ha dado en la diana con la fórmula certera en forma de medidas y acuerdos.

En primer lugar, el pasado mes la ciudad eliminaba casi 2.500 anuncios en plataformas digitales que operaban sin la debida licencia oficial ¿las consecuencias? Multa e incluso proceso judicial según el caso.

Tras ello, las medidas se recrudecen para pasar a una medida que parece que cambiará el panorama: el 1 de junio el ayuntamiento llegaba a un acuerdo con Airbnb para tener acceso a los datos de los anuncios publicados.

  • ¿En qué consiste este acceso? Los administrativos encargados de la investigación podrán obtener los datos sobre la localización del piso y el propietario. Estos datos se cruzarán con el registro de los pisos que tienen licencia, de esta manera, aquellos que no estén debidamente registrados se podrán enfrentar a las debidas consecuencias legales.

¿Por qué es una medida innovadora?

Todas estas medidas, puestas en un mismo conjunto de políticas administrativas, conforman un modelo extrapolable a otras ciudades con estas circunstancias.

  • Los motivos son los siguientes:

1.Esta fórmula se convierte en un modelo posible de llevar a cabo de una manera sencilla

2.El acuerdo significa que la presión de los gobiernos locales se traduce en una respuesta y acción de Airbnb y otras plataformas.

Los datos, la moneda de intercambio entre los gobiernos y Airbnb

Dicen que los datos es la nueva moneda. Y en este caso parece ser verdad, convirtiéndose en una moneda y trampa judicial para identificar y controlar aquellos pisos que no estén debidamente registrados de manera oficial.

Los datos y las licencias oficiales constituirán la solución para la problemática del turismo y el alquiler vacacional.

Un alquiler al que muchos propietarios han recurrido para, ya sea tener unos ingresos principales o un extra a través del alquiler turístico.En este sentido, un alquiler turístico y que entra dentro de estos parámetros es aquel con duración menor o igual a 30 días.Si el arrendamiento dura más de 30 días, no se considera turístico y conlleva una serie de ventajas a nivel económico y fiscal que quizás compensa frente al alquiler turístico.

El alquiler a estudiantes es un 14% más rentable que el turístico

Thanks for reading this post

Reset Filters