menu
Noticias

La oposición y el sector turístico, indignados ante el silencio de Colau tras los boicoteos

Marta Romero

PDdeCAT y PP han reaccionado celebrando una comisión extraordinaria de seguridad. Donkey Republic, uno de los principales afectados, ha acumulado 800 boicoteos donde los daños ascienden hasta 20.000 euros.

Los incidentes en Cataluña, y en especial los de la ciudad condal, han tomado un giro más radical. Todo fue gestándose en forma de pequeñas reivindicaciones, para después pasar a mayores manifestaciones  . En los últimos días, esta indignación hacia el turismo se ha catalizado en forma de actos vandálicos por parte de grupos afines a la CUP: Endavant y Arran. El pasado viernes, Endavant publicaba un vídeo donde se aprecia a varios activistas pinchando las ruedas de las bicicletas destinadas al alquiler turístico, boicoteos contra establecimientos de la Ciutat Vella y pintadas contra el turismo. Ellos defienden que estos actos no son producto de la turismofobia sino como una ”lucha de clases”.

Por otro lado Arran, una asociación de la izquierda independentista protagonizó el pasado sábado uno de los actos más sonados al parar un autobús en plena calle, pinchar una rueda del mismo y pintar en la luna delantera ”El turismo mata los barrios”.

Un acto condenado al día siguiente por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Tras esta aparición el día 30 no se ha vuelto a pronunciar. Quien sí lo ha hecho es Jaume Collboni, cara visible del gobierno municipal durante su ejercicio de alcaldía accidental, el cual anunció la denuncia de TMB. Fuentes del diario El País aseguraron que, “Durante todos estos días la alcaldesa ha mantenido contacto permanente y fluido con los tenientes de alcalde y concejales que han estado de guardia en el Ayuntamiento y con el alcalde accidental y teniente responsable de los temas de turismo de la ciudad”. Tras la no reacción de Colau, PDeCAT y PP han tomadola iniciativa y forzado una comisión extraordinaria de seguridad tras los recientes incidentes.

Por su parte, la oposición y el sector del turismo no han tardado en criticar el mutismo de la alcaldesa que siguió al día 30 de julio. El concejar de PDdeCAT, Raimond Blasi, requirió a Colau una acción inmediata. El mismo declaró que “Un alcalde lo es todo el año y no estamos hablando de una anécdota sino de ir a dinamitar una fuente de riqueza como el turismo. Está desaparecida como con los hechos del aeropuerto”. Además, el PP recrimina que Colau no responda a través de las redes sociales, donde es muy activa, a los actos vandálicos. La alcaldesa se encuentra de vacaciones, pero tras la gravedad del asunto sus opositores reclaman que se pronuncie, y que las vacaciones no pueden ser un impedimento para gestionar la ciudad; la cual dicen que se le ha ido de las manos.

La indignación del sector económico se ha materializado en forma una carta enviada el lunes pasado a Colau. La carta critica duramente su gestión del turismo. Y aún no han tenido respuesta. El sector sostiene, según indica Roger Pallarols- presidente del gremio de restauradores-“Su enorme preocupación ante la gravedad de los hechos, que dañan la imagen de la ciudad y la forma de ser de los barceloneses, gente acogedora”. “Requiere una condena inmediata y contundente por parte de la primera autoridad de la ciudad y la alcaldesa no ha estado a la altura”, añadió.

Las medidas más inmediatas se producirán por parte de los Mossos d’Esquadra, los cuales aseguraron que investigarán de oficio y actuarán ante cualquier ataque. Por su parte, ni la policía ni la Guardia Urbana han activado protocolos especiales

Thanks for reading this post

Reset Filters