menu
Noticias

La Asamblea de Madrid suprime el alquiler con opción a compra de las viviendas protegidas

Equipa Uniplaces

La Comunidad de Madrid ha decidido eliminar el alquiler con opción a compra para las viviendas protegidas. Es decir, quien solicite acceder a la vivienda de protección oficial solo podrá hacerlo a través de la compra o del arrendamiento del inmueble.

La decisión se debe a que según los datos que maneja el gobierno autonómico, únicamente el 10%-15% de las personas que optaron por esta modalidad ha ejercido su derecho de compra sobre la vivienda, ya que cada vez es más difícil obtener financiación. Además, existe otro problema que amenaza la viabilidad de la vivienda protegida. En algunas zonas de Madrid, el precio de la vivienda libre es más bajo que el de la vivienda protegida.

Así pues, la Asamblea de Madrid ha comunicado esta decisión  a través de un Proyecto de Ley relacionado con el mecanismo compensatorio del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a los arrendatarios de viviendas de la Agencia de Vivienda Social de Madrid. Este Proyecto de Ley ha sido aprobado por unanimidad en la Comisión de Transportes, Vivienda e Infraestructuras. De este modo, el jueves será debatido y votado en el Pleno.

Además, existen otras dos novedades en este Proyecto de Ley. Cabe recordar que las viviendas de protección oficial pueden ser tanto de carácter público (ayuntamientos, comunidades autónomas, etc.) como de carácter privado (bancos, promotoras inmobiliarias, etc.). Teniendo en cuenta esta naturaleza, el gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido limitar la transmisión de estas propiedades públicas a terceros, que no sean sus propios inquilinos o causahabientes. Aun así, en el caso que se decidiera vender, los inquilinos tendrán preferencia frente a cualquier otro comprador.

Por otro lado, la ley también intervendrá en la venta de vivienda protegida por parte de entidades privadas, estableciendo un derecho de adquisición preferente para personas jurídicas con “reconocida dedicación a la gestión de vivienda protegida con fines sociales, con la obligación por parte del nuevo titular de atenerse a las condiciones, plazos y rentas máximas establecidos, subrogándose en sus derechos y obligaciones, sin que dichas enajenaciones puedan ir en perjuicio de terceros”.

Thanks for reading this post

Reset Filters