menu
Noticias

En España, son necesarios 32 años de ahorros antes de comprar una casa

Equipa Uniplaces
Reciente estudio realizado por la web Kelisto.es devela que en España una persona necesita ahorrar 32 años antes de poder comprar su vivienda. Estas cifras, basadas en el tipo de hipoteca que ofrecen los bancos y la capacidad que tiene un individuo de acceder a las mismas, representa nada más y nada menos que un 23% del valor total del inmueble y, además, un 10% dirigido a gastos iniciales.
“Teniendo en cuenta la realidad salarial del país, conseguir el colchón necesario para poder adquirir una vivienda se ha convertido en una tarea casi imposible, sobre todo si se afronta sin ningún tipo de ayuda. Así, tomando en consideración el salario más frecuente en nuestro país (16.490,8 euros) y el ratio promedio de ahorro (10% anual), un consumidor tendría que esperar 32 años para poder acceder a una hipoteca con la que comprar una casa”, expone la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.
Puesto en pantalla, el filme roda a distinto compás dependiendo de la comunidad en que se plantee comprar casa. En las comunidades de Madrid y Extremadura, por ejemplo, el ciudadano promedio disfruta de un sueldo anual similar, 15.507,17 euros y 15.503,63, respectivamente. No obstante, la diferencia en precio del metro cuadrado en Extremadura (864,7) es prácticamente triplicada en Madrid (2.203,3 euros).
Ciertamente, la acción de adquirir una vivienda detona marcadas desigualdades entre comunidades. Mientras que en Extremadura y Castilla-La Mancha se ha de ahorrar una media de 20 años, y en La Rioja 21 años, regiones como Madrid (50 años), País Vasco (45 años) y Baleares (44 años) requieren el doble del esfuerzo.
“Este plazo podría reducirse considerablemente si tuviera la posibilidad de aumentar su ratio de ahorro: 16 años si pudiera guardar el 20% de sus ingresos anuales y seis años si guardara el 50% de lo que gana al año, un esfuerzo difícilmente asumible por la gran mayoría de los consumidores”, indica Estefanía González.
En una realidad donde el 42,8% de los compradores de inmuebles invoca súplicas al banco por concesiones de hipotecas, acostumbrados a que el banco les dejase a disfrute el 100% del valor de la vivienda o incluso porcentajes superiores, ahora se están sufriendo importantes reducciones. El porcentaje del valor de tasación de una casa que es aprobado al comprador, traducido a préstamos y mejor conocido como ‘loan value’, ha sido minimizado debido a la crisis económica que ha azotado a la Península estos últimos tiempos.
Sin embargo, el Nuevo Plan de Vivienda 2018-2021 anuncia rescate mediante la oferta de una ayuda económica de hasta 10.800 euros a menores de 35 años que deseen dar el salto de compra de un inmueble. Como requisito, el solicitante no puede poseer un salario que sobrepase el triple del Indicador Público de Renta de Efectos Públicos (22.365,42 euros). La ayuda deberá dirigida a los gastos iniciales de la vivienda y no puede significar más del 20% del valor total de la casa.
“Según los cálculos de Kelisto.es, estas ayudas permitirían reducir de 32 a 26 años el plazo medio necesario para ahorrar el colchón inicial que se requiere para adquirir una vivienda, lo que supone un recorte de seis años (un 20,33% menos de plazo). Las regiones donde más se notaría el impacto de esta medida serían aquellas con un precio de medio de la vivienda más bajo (Extremadura y Castilla-La Mancha, con una reducción del plazo de entorno al 35%, mientras que en aquellas donde resulta más caro (Madrid y País Vasco) el efecto sería considerablemente menor (un 13% menos) 8”, desglosa González.

Thanks for reading this post

Reset Filters