menu
Noticias

Si el impago no alcanza el 3% del crédito, adiós a la ejecución de hipotecas

Equipa Uniplaces

Este 2017 ancló en gobierno español con vientos de cambios tras el anuncio de una nueva ley hipotecaria que promete acerar el procedimiento bancario de ejecutar una hipoteca. Actualmente, el impago de tres cuotas de la hipoteca abre paso a “vencimiento anticipado”, lo que significa la ruptura del contrato hipotecario por incumplimiento de alguna de las cláusulas antes de la fecha prevista. Luego de cumplir este requisito, el próximo paso es la ejecución de la hipoteca. Sin embargo, una vez en vigor la nueva ley, “no tendrá nada que ver con el número de cuotas impagadas, sino con el porcentaje que suponga la deuda sobre el capital principal del préstamo”, puntualizó el ministro de Economía, Luis de Guindos.

La naturaleza de este giro denominado por los notarios como “transparencia material” tiene como propósito disipar interpretaciones abstractas de préstamos hipotecarios, evitar la victimización de clientes por medio de un contrato estándar que todos han de firmar por escrito que han comprendido-conjuntamente a todas las condiciones y consecuencias que alberga- y ofrecer un elevado nivel de protección al cliente. Se espera, según Guindes, que anterior al culmen de mayo la nueva normativa sea aprobada para así hacer uso de la trasposición de la directiva europea de crédito hipotecario 2014/17/UE, aprobada el 4 de febrero de 2014.

Por otro lado, la Cadena SER, que tiene en su poder el borrador de la normativa, informó que la cifra del impago antes de proceder a la ejecución hipotecaria fluctúa entre el 3 y el 5% y que “si el plazo de amortización de la obligación garantizada fuera inferior a 10 años o, en caso de ser diez años, el incumplimiento se produjera dentro del período de los diez primeros años de dicho plazo”. Mas si el plazo del crédito es superior a 10 años, las cuotas impagadas deben suponer el “5% del valor del préstamo total”. Ulteriormente, al impago abrazar estos porcentajes, se activa un plazo de 15 días para que el banco demande lo que le corresponde o para que se concrete un acuerdo de renegociación del préstamo con el cliente.

Según precisa SER, la puesta en marcha de la nueva ley arrastrará consigo la responsabilidad de informar mejor al cliente antes de la firma de la hipoteca, por ejemplo, a través de la gratuita asesoría por el notario. Asimismo, a los bancos se les exigirá notificar de “la existencia de cláusulas o elementos relevantes” tales como cláusulas de techo, cláusulas de suelo, tipo de interés, dación de pagos y contratación de servicios adicionales.

Thanks for reading this post

Reset Filters