menu
Noticias

Barcelona cierra más de 2.300 viviendas turísticas

Aitor Molina

El Ayuntamiento de Barcelona ha cerrado más de 2,300 alojamientos turísticos ilegales desde que en junio de 2016 comenzó el plan de choque contra las viviendas turísticas ilegales.

El número total de expedientes abiertos por el consistorio asciende hasta 10,635, mientras que las sanciones impuestas superan las 5,500, unas cifras que multiplican por cinco las del período comprendido entre 2014 y 2016. Además, se han iniciado los trámites para cerrar 1,800 viviendas turísticas más.

Si nos fijamos en los barrios más afectados, encontramos que el distrito de L’Eixample (3,193) es donde más expedientes se han abierto, seguido por Ciutat Vella (2,920), Sant Martí (1,220), Sants-Montjuïc (1,042) y Gràcia (939). También cabe destacar que de las 663 órdenes de cese que se emitieron en 2014, desde 2016 se han emitido 4,148.

Por otro lado, el gobierno municipal ha inspeccionado 21 residencias de estudiantes que ejercían una actividad turística y 61 pensiones ilegales que alquilaban la totalidad de las habitaciones que componían el edificio.

También se ha puesto un marcha un protocolo con un equipo de más de 100 inspectores para evitar que los pisos que ya han sido cerrados reincidan y para detectar posibles redes organizadas que gestionen más de un alojamiento.

Todas estas acciones se complementan con una mesa de trabajo conjunta que el equipo de la alcaldesa Ada Colau ha organizado para gestionar de la mejor manera la problemática del alquiler turístico en la ciudad. De esta forma, el principal objetivo de la administración es que las plataformas que trabajan en esta mesa, como Homeaway, Booking, TripAdvisor, Rentalia, Apartur y Airbnb, compartan los datos de los usuarios dados de alta desde pasado 1 de junio.

Thanks for reading this post

Reset Filters